Hamburguesas proteicas

Recetas para controlar el peso y gozar de la gastronomía.
Avatar de Usuario
Quim
Administrador
Mensajes: 254
Registrado: hace 1 año
País: España
WhatsApp: +34684217556
Line: QUIMLC
Telegram: QUIMLC
Discord: Quim#3389
Instagram: QUIMLC
Contactar:

Hamburguesas proteicas

Mensaje por Quim » hace 1 año,


Hamburguesas proteicas

Hamburguesa de pavo




Datos nutricionales

La carne de pavo es una de las proteínas más efectivas que existen, exactamente la sexta más efectiva, después de las ancas de rana, la acedia, el percebe, el atún y la rosada, después de estos alimentos ya viene la carne de pavo, que es la carne más efectiva de todas, con 105 kilocalorías cada 100 gramos y 24,1 gramos de proteína, lo que es una relación de 4,4 kilocalorías por gramo de proteíma, sólo 0,2 kcal/gr más que las opciones más efectivas.

Esto significa que si se aportan 40 gramos de proteína mediante carne de pavo, se consigue un ahorro de 2,1 kcal/gr respecto a la relación media de 6,5 kcal/gr, por lo tanto 40 gramos multiplicados por 2,1 es un ahorro de 84 kcal, lo que significa que se aumenta la efectividad de la dieta.

Las hamburguesas de pavo incluso aumentan la efectividad de la dieta si se comen sin pan.

Si se comen con pan, habría esas 84 kcal para invertir en pan de hamburguesa, y como las proteínas son adecuadas hasta las 8 kcal/gr, todavía habría otras 1,5 kcal/gr que se podrían añadir para no sobrepasar esa relación, lo que multiplicado por 40 gramos serían otras 60 kcal, por lo tanto se podría usar hasta 144 kcal de pan y sólo se perjudicaría en un 10% a la dieta, o bien usar sólo 84 kcal de pan y no se perjudicaría ni un gramo a la dieta.

El pan de hamburguesa contiene 270 kilocalorías cada 100 gramos, y el pan de una hamburguesa entera pesa 80 gramos, por lo tanto el pan entero contiene 216 kilocalorías, lo que excedería en 72 kilocalorías esas 144 kcal máximas, perjudicando a la dieta en 36 gramos extras, en total un 20%.

Si se quiere compensar ese 20% menos de efectividad debido a comer un pan de hamburguesa entero, de las 216 kilocalorías las primeras 84 kcal no afectan a la dieta, por lo tanto sólo habría que compensar 136 kcal. Estas 136 kcal se pueden compensar comiendo una proteína efectiva en el almuerzo, de ese modo, si se ahorran otras 80 kcal, ya sólo se afectaría en 56 kcal a la dieta, un 10%, y ese 10% se puede compensar si 50 kcal del desayuno son mediante proteína, por ejemplo cereales con leche, o bien directamente se puede compensar todo en el desayuno, aportando la mayoría de las 200 kcal con proteína, por ejemplo queso blanco con miel, de ese modo se ahorran calorías para luego invertirlas en pan de hamburguesa.

Otra técnica sería comer sólo la mitad de un pan de hamburguesa, cosa que también es gustosa, de ese modo en lugar de 216 kcal sólo serían 108 kcal, lo que significa que sería sólo un extra de 24 kcal, se perjudicaría a la dieta sólo en 12 gramos, un 3%, casi nada, por lo tanto se puede redondear a que comiendo la mitad de un pan de hamburguesa con pechuga de pavo no se perjudica a la dieta. Una técnica para que haya pan de hamburguesa tanto por arriba como por abajo es partir la mitad de un pan de hamburguesa por la mitad, pues son suficientemente gruesos como para partirlos, y entonces se puede comer una hamburguesa, más fina de lo normal, pero igualmente gustosa. También se pueden partir por la mitad ambas partes, la de arriba y la de abajo, ya que la de arriba es distinta a la de abajo, y entonces se usa la mitad de la de arriba y la mitad de la de abajo. También se puede partir directamente el pan por la mitad y luego partir la hamburguesa por la mitad y poner una mitad encima de la otra.


Ingredientes

- Carne picada de pavo, 166 gramos
- Una cebolla fresca
- Un par de dientes de ajo
- Pimienta molida
- Sal

Los 166 gramos de pavo son los 40 gramos de proteína. Se puede reducir un poco más si se tiene en cuenta la proteína del pan de hamburguesa, que serían 6 gramos si se come el pan entero o 3 gramos si se come sólo la mitad, lo que reduciría la cantidad de pechuga de pavo en 25 o 12 gramos respectivamente, es decir, sería suficiente con 141 o 154 gramos respectivamente.

De todos modos, como cantidades extras de pechuga de pavo no perjudican a la dieta, da lo mismo utilizar 140, 150 o 170 gramos, incluso se puede hacer hamburguesas más grandes y utilizar 200 o 250 gramos sin problemas, más cantidad ya sí no se recomienda para que no haya un exceso de proteína.


Preparación

1) Pelar la cebolla y picarla en trozos cuanto más finos mejor.

2) Hacer lo mismo con los dientes de ajo. Se puede usar una picadora y picar cebolla y ajo a la vez.

3) En la preparación de hamburguesas se suele utilizar carne picada de pavo, pero en la carne picada de carnicería o de supermercado suele añadirse grasa, con lo cual lo ideal es comprar pechuga de pavo magra y picarla de forma casera, de ese modo no tendrá grasa añadida, picándola hasta que toda la carne quede sin consistencia. Previamente habrá que cortar la carne en trozos pequeños, para que quepa en la picadora y se triture bien, sin atascarse, separando cualquier nervio, tejido o piel que tenga la carne.

4) Salpimentar la carne de forma homogénea, en más o menos cantidad según lo picante que guste que esté la hamburguesa.

5) Mezclar la cebolla y el ajo picados con la carne. Si se desea, se puede saltear previamente el ajo y la cebolla en una sartén para que queden mejor cocidos, pero si se pican no será necesario. Amasarlo bien hasta que todo quede bien mezclado.

6) Con esa masa, hacer una bola y aplastarla poco a poco hasta dejarla del grosor que se quiera hacer la hamburguesa. Lo ideal sería un grosor de 1,5 centímetros o máximo 2 centímetros. Como referencia, 1,5 centímetros es el grosor del lateral de un dedo, y 2 centímetros es el grosor del ancho de un dedo.

7) Cocinar la hamburguesa en una sartén o plancha antiadherente, poniendo sólo unas gotas de aceite en la sartén y pasando papel de cocina para quitar cualquier exceso de aceite. Hay que dorarlas bien por ambas caras. Lo ideal es cocinarlas a fuego lento para que se hagan bien por dentro, en una intensidad 5 de 9 en una vitrocerámica.

8) Servir entre pan de hamburguesa y con los ingredientes habituales (tomate, cebolla, lechuga, mayonesa light, ketchup light, etc.). También se pueden comer sin pan y entonces incluso aumentan la efectividad de la dieta. Si se desea, se puede añadir unas lonchas de queso light, por ejemplo de queso fundido desgrasado, que sólo perjudicarían en un 3% a la dieta por loncha.

Responder